En 6 meses de 2022, Colima ya rebasó cifra de asesinatos de mujeres de todo el año pasado

 

 

COLIMA, Col. (apro).- Ubicada con la tasa más alta del país en asesinatos de mujeres, durante el primer semestre del año, Colima registró 13.05 casos por cada 100 mil mujeres, lo que representa una proporción seis veces mayor que el promedio nacional, que es de 2.10, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Con 53 víctimas femeninas de homicidio doloso en el periodo del 1 de enero al 30 de junio de 2022, se incrementó 120.83% la incidencia de este delito en comparación con el mismo lapso del año pasado, cuando se contabilizaron 24 mujeres privadas de la vida.

Además, en los primeros seis meses de este año ya fue rebasada la cifra de asesinatos correspondiente a todo el año 2021, que cerró con 47 víctimas mujeres.

La tasa que registró Colima en este delito durante el primer semestre casi duplica la de Baja California, que se encuentra en segundo lugar con 7.46 homicidios por cada 100 mil mujeres, en tanto que Zacatecas se ubica en tercer sitio con 7.21, seguido por Michoacán (6-05), Guanajuato (6.01), Chihuahua (4.61), Morelos (3.54), Sonora (3.47) y Guerrero (3.42).

Para leer nota completa dar clic en el siguiente enlace: https://www.proceso.com.mx/nacional/estados/2022/8/3/colima-es-el-estado-con-la-tasa-mas-alta-de-asesinatos-de-mujeres-en-lo-que-va-del-ano-290810.html

 

 

 

 

Marinos torturan a hombre detenido arbitrariamente en Tecomán: CNDH

Foto: comunicacion.senado.gob.mx

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 65VG/2022 al titular de la Secretaría de Marina (Semar), almirante José Rafael Ojeda Durán, por violaciones graves a los derechos humanos a la integridad personal, al trato digno por actos de tortura, y el derecho a la intimidad y vida privada en agravio de una víctima, atribuibles a elementos de la Semar en Tecomán, Colima.

El 30 de septiembre de 2020, la Comisión Nacional recibió la queja por parte de la víctima, quien manifestó que el 20 de octubre de 2011 fue detenido por personal de la SEMAR en Cerro de Ortega, Tecomán, Colima y que durante su aprehensión fue sometido a diversas torturas físicas y psicológicas antes de ser puesto a disposición del Ministerio Público de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en Colima y luego trasladado a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en la Ciudad de México.

La víctima declaró ante este organismo que el día de los hechos, se encontraba en el domicilio de un amigo, hasta donde llegaron elementos de la Marina en camionetas y a pie, además de ver sobrevolar helicópteros.

El personal de la Semar –precisa la víctima-, entró con el rostro cubierto con pasamontañas y armas largas, con las cuales les apuntaron y ordenaron que se tiraran al piso. Con palabras altisonantes y amenazantes los señalaban por apodos que querían que aceptaran como suyos.

La víctima se acreditó como comerciante del lugar y mencionó a los elementos aprehensores que no conocía a las personas por las que preguntaban. Sin embargo, del lugar de la detención fue trasladado a otro sitio, donde, según refiere, lo retuvieron por 24 horas en un “cuartito” para interrogarlo y torturarlo, además de obligarlo a grabar un video donde se inculpaba como miembro del crimen organizado. Más tarde, fue fotografiado junto a otras personas a un costado de un vehículo con armas, cartuchos y droga, mientras eran resguardados por marinos y con una lona con el logotipo de la Semar atrás de ellos, material gráfico que fue distribuido a los medios de comunicación.

Del análisis lógico-jurídico de los hechos y pruebas, la CNDH pudo acreditar violaciones graves a los derechos humanos de la víctima por actos de tortura, negación a un trato digno y afectación a la intimidad y vida privada, por lo cual solicitó al titular de la Semar que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, proceda a la inmediata reparación integral del daño ocasionado, que incluya una compensación justa y se otorgue la rehabilitación médica y psicológica que se requiera.

Además, la Semar debe colaborar en la denuncia de hechos que se presente ante la Fiscalía General de la República en contra de las personas servidoras públicas que participaron en el caso motivo de esta Recomendación. Asimismo, se deberá retirar de la página de internet de la Secretaría el comunicado y las fotografías de la presentación de la víctima, con el fin de reintegrarla a la sociedad, sin perjuicio de las violaciones a los derechos humanos de que fue objeto.

Finalmente, la Semar debe impartir cursos de capacitación para erradicar la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, y que incluyan temas de respeto a la vida privada e intimidad de las personas sujetas a procesos penales.

 

 

 

 

Reconocen como transfeminicidio el asesinato de Valeria

 

Hace más de un año, En Villa de Álvarez, Colima, privaron de la su vida a Valeria; su cuerpo presentaba signos de violencia y al delito se le reconoció oficialmente como un homicidio simple, situación que invisibilizaba su identidad y el odio con el que se realizó el crimen.
Hoy, después de unos meses del acompañamiento integral por parte del Proyecto Alessandra y el colectivo Kybernus, se impulsó ante las autoridades correspondientes la recategorización del homicidio por un Homicidio por razones de orientación sexual o identidad (transfeminicidio).
Esto significa que, de aquí en delante, a la víctima se le reconoce como Valeria para todos los tramites que se realicen ante la autoridad.
Esta situación, además de abonar a la resolución del caso, dignifica a Valeria reconociéndola como una mujer trans, visibilizando su identidad, informó la asociación Proyecto Alessandra.

 

Notas relacionadas:

Se recrudeció la violencia contra la comunidad LGBT+ en Colima: Organizaciones

Segob exhorta a que asesinatos de mujeres trans en Colima, Tijuana y CDMX no queden impunes

Justicia para Valeria y prohibición de terapias Ecosig, demandas de la marcha LGBT+

Con Valeria, van 6 mujeres trans asesinadas este año en Colima; colectivos exigen justicia

 

 

 

Llama el gobierno michoacano a obispo a evitar estigmatizar a la comunidad LGBT+

 

MORELIA, Mich.- La Secretaría de Gobierno, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Población hacen un llamado a evitar todo acto de discriminación, violencia y juicios de valor hacia cualquier persona por su orientación sexual.
Lo anterior a raíz de las declaraciones del obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias, en las que se juzga e infiere que la homosexualidad es causante de violencia.
Ante ello la subsecretaria de Derechos Humanos y Población, Elvia Higuera Pérez, lamentó los dichos de la autoridad eclesiástica que, sin fundamentos, prejuzga y busca estigmatizar a toda una comunidad.
“No debemos pasar por alto estos dichos, y señalar que no compartimos esta postura, al contrario lamentamos que a pesar del trabajo a favor de la inclusión, por cualquier tipo de preferencia sexual, existan estos señalamientos que buscan confrontar y estigmatizar a la comunidad homosexual”, manifestó.
En ese sentido agregó que este tipo de señalamientos abonan al discurso de odio, que polariza a la sociedad, ya que puede llegar a agresiones verbales y físicas en contra de la la población diversa sexual, de ahí que es sumamente peligroso que desde cualquier espacio público o privado, se generen este tipo de señalamientos.
De igual manera, sostuvo que si bien el Gobierno del Estado es respetuoso de cualquier tipo de religión y creencias, éstas deben abonar a que tengamos una convivencia armónica entre las y los michoacanos.
“Hacemos un llamado a respetar la diversidad de creencia, la libertad de orientación sexual, de expresión, pero siempre en el marco del respeto, de abonar a una relación cordial entre todos los sectores, hemos impulsado vivir una sociedad libre, lo vamos a seguir haciendo, pero siempre priorizando la promoción de la cultura de la paz”, concluyó

 

 

 

Obispo auxiliar de Morelia atribuye al homosexualismo y lesbianismo, la violencia y falta de paz en Michoacán

 

América Juárez Navarro

SemMéxico, Morelia, Michoacán, 25 de julio del 2022.- El obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias, calificó de «pecados aberrantes el lesbianismo y homosexualidad”, durante la misa realizada este domingo en la Catedral de esta ciudad, por Jornada de Oración por la Paz ante los asesinatos y desapariciones en el país, los cuales atribuyó a la comunidad LGTB+.

Al celebrar la ceremonia eucarística como parte de la Jornada de Oración por la Paz, que se lleva a cabo este domingo 24 de julio en todas las iglesias del país, a convocatoria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) por la justicia, la reconciliación y la paz, el obispo promovió ante los fieles un discurso contra la comunidad LGTB+, a quienes comparó con Sodoma y Gomorra, ahí también, dijo, se practicaba el homosexualismo, que es la causa de la violencia.

«En las sociedades de Sodoma y Gomorra se practicaban pecados aberrantes como es la homosexualidad y el lesbianismo, también esos pecados hoy en día han proliferado en nuestra patria y el mundo entero, hoy no se le quiere llamar pecado a la conducta que no va de acuerdo con la naturaleza y la voluntad de Dios», dijo.

Pidió orar para no aceptar como normal lo que es un pecado, ya que agregó que el lesbianismo y la muerte de inocentes son conductas que alejan a la persona de su naturaleza y de la voluntad de Dios.

Desde el altar en la Catedral de Morelia, expresó que hay otros pecados, tales como la muerte y retener salario a los trabajadores, a estos los llamó “pecados de injusticia”, sin embargo, fue menos enfático al abordarlos.

“Hay otros pecados que claman al cielo, como es la muerte a los inocentes, retener el salario a los trabajadores, sin pagarles lo justo, también hay pecados que explotan a los huérfanos y viudas, y por eso había determinado en el testamento destruir estas ciudades, porque el pecado se había desbordado y lo que había creado, en orden, en gracia y todo esto se vive en nuestro país, estados y ciudades”, indicó.

Agregó que lo que se vivía en Sodoma y Gomorra es todo lo que hoy se vive en nuestro país, estados y ciudades, de ahí la necesidad de intensificar la oración, “el tipo de oración necesitamos hacer para alcanzar de Dios la gracia y misericordia”, expresó.

La Jornada de Oración por la Paz, convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, exhorta en todas las misas a celebrarse en julio hacer memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país y colocar fotografías de estos hombres y mujeres que han dado su vida por el pueblo de Dios y han recibido la muerte violenta.

A celebrar misas o realizar oraciones comunitarias en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta, sean homicidios dolosos, feminicidios, activistas sociales o cualquier otra persona en situación de exclusión o vulnerabilidad.

En las eucaristías del día 31 de julio se pide por los victimarios, se ore por sus vidas y la conversión de sus corazones; además de que, en cada Diócesis, Congregación Religiosa o Parroquia, se definan las acciones a emprender para abonar al camino para la paz, como son horas santas y procesiones por la paz.

 

 

SemMéxico se propone dotar de información general desde la perspectiva de género.

Elaborar información de actualidad, desde una óptica no sexista.