Jonathan desapareció en Colima al acudir a una entrevista de trabajo

Categoría: HASTA ENCONTRARLES Escrito por Redacción Tlanesi


Colima, México (27/04/2021).- María Isabel Guzmán Salazar es madre de Jonathan Eduardo Alcaraz Guzmán, le ayudó a conseguir una entrevista de trabajo, le planchó la camisa, acudió a la entrevista y desde entonces está desaparecido.
Jonathan tiene 28 años y desafortunadamente fracasó en su intento por ser empresario. Inició con un pequeño negocio de cámaras de videovigilancia, sin embargo, como a muchos emprendedores la fortuna no estuvo de su lado, al grado de que hasta su motocicleta se le desvieló, lo que derivó en que tuviera que buscar empleo, describe su mamá.
Su teléfono celular es obsoleto, “de los viejitos”, por lo que yo le ayudé buscando en internet oportunidades de trabajo, de tal forma que encontramos dos anuncios que nos interesaron, agendó citas y al día siguiente se levantó muy motivado, mi hijo abordó un taxi y se dirigió a las entrevistas de trabajo, desde entonces está desaparecido.
Las horas pasaron y mi hijo no regresó, le llamé a su celular, pero no hubo respuesta, indicó su madre. Le llamé en repetidas ocasiones y el teléfono ya no sonó.
Al día siguiente busqué tener contacto con las empresas donde dejó su solicitud de empleo, en ambos casos me dijeron que sí estuvo en ambos sitios, sin embargo, de él ya no supe nada más. Ahí comenzó nuestro calvario.

 


Ese mismo día me fui a los separos para constatar que no estuviera detenido, “Fiscalía y demás”, me sugirieron que agotara todos los lugares posibles donde pudiera estar, lo buscamos toda la noche sin éxito, describe la señora.
Al día siguiente (el tercero) muy temprano me fui a la Fiscalía a levantar la denuncia, estuve ahí entre cuatro a cinco horas, con el dolor de no saber nada de mi hijo, proporcionando toda la información posible al Ministerio Público, me tomaron los datos y a partir de ahí les llevé testigos y todos los elementos posibles para su localización, y apenas el día de ayer le entregaron el asunto a un investigador. Desde el día 22 al día de hoy (27) de abril no han hecho nada para localizar a mi hijo. Lo único que hicieron fue realizarme una prueba para conocer mi ADN.
En el mismo Ministerio Público me dijeron que el personal con el que contaban era muy limitado, “y si en algún momento el presidente de la república me escucha le diré, que están preocupados por la pandemia, pero la peor pandemia que tenemos es el crimen organizado, con tantos niños y jóvenes que están perdiendo la vida y desapareciendo, estoy muy lastimada y muy enojada, me da impotencia”, mi familia y yo estamos “siendo víctimas de todo el mal gobierno, que es un asco, la verdad”.
“Créame que estoy dejando de trabajar porque para mi, primero está la vida de mi hijo”, “mis hijos están dejando de trabajar, desesperados buscando a su hermano por todos los medios, tenemos derechos a ser atendidos porque pagamos impuestos, por eso elegimos a personas creyendo es su palabra, cuando sólo son personas que quieren lucirse para tener una posición económica, ¿y mientras los que estamos abajo qué? Porque sólo ellos logran beneficio”, mientras “que a nuestros hijos los están envenenando con droga”.
“Llego a mi casa y no se imagina lo triste que es. Estamos en una ciudad sin fuentes de empleo, mientras unos cuantos se hacen millonarios con toda la mugre que hay en todo el estado, perdón, pero estoy muy enojada”, dijo la mamá de Jonathan.
Soy ama de casa y trabajo en una tienda departamental. El papá de mi hijo está enfermo y no está en condiciones de trabajar, sin embargo, estamos unidos en esta causa, explicó.
Estamos desesperados por saber de él, “cuando vemos que en las noticias se habla de una persona sin vida, créame que para nosotros es angustiante porque ya son ocho días” de su desaparición.